Beneficios de los sistemas de información geográfica en la gestión territorial: experiencia en el municipio de Saipina

Los avances en la tecnología han permitido grandes progresos en distintas áreas y proyectos alrededor del mundo. En Bolivia, en el municipio de Saipina, se ha desarrollado un arduo trabajo para impulsar el uso de un Sistema de Información Geográfica (SIG), para ser aplicado en proyectos de gestión ambiental y territorial. Este fue el tema central del webinar organizado por el Observatorio a la Gestión del Patrimonio Natural y Territorio y el GTCCJ regional Santa Cruz, el 20 de octubre del presente año.

¿Cómo se pueden beneficiar los municipios de los SIG en la gestión territorial? Christian Salazar cuenta la experiencia del manejo eficiente de datos y la tecnología en Saipina.

Por: Giuliana Mendivil

Christian Salazar ingeniero ambiental, colaborador en proyectos de Gobernanza Ambiental en el municipio de Saipina y Seguridad Alimentaria en el municipio de Vallegrande de los valles cruceños, compartió la experiencia desarrollada en SIG con el Instituto de Capacitación del Oriente (ICO) y la Fundación HAZI del Gobierno Vasco, el Departamento de Agricultura, Alimentación, Medio Ambiente y Forestal de la Universidad de Florencia, y Zabalteka.

En el webinar, Salazar explicó en qué consistía la gestión territorial, considerándolo como “un proceso por el cual las personas componen una sociedad, enfocan acciones para lograr objetivos comunes para el desarrollo, con manejo óptimo y sostenible de los recursos del territorio”, y lo señaló como clave para el compromiso con las generaciones futuras, pero, ¿cómo forman parte los SIG con este compromiso? Salazar describió a los SIG como sistemas de información compuestos por software y hardware, que permiten procedimientos para “manipular, capturar, transformar, modelizar y analizar una base de datos georreferenciados de un territorio, con el objetivo de resolver problemas de gestión y planificación”. Además, en los SIG, se hizo uso de la técnica área de fotografía por aviones, satélites y drones: la fotogrametría. A raíz de la carencia de información geográficas en los gobiernos municipales, los SIG son una propuesta necesaria e innovadora que da la posibilidad de realizar trabajos más efectivos y eficientes, disminuyendo la cantidad de recursos y tiempo en el que se realiza objetivos como la obtención de datos sobre el territorio. Así es como se priorizó una colecta de datos geoespaciales en la región de Saipina, que luego fueron clasificados en datos vectoriales, ráster y tabulares. Como resultado, se logró utilizar estos datos para la creación de un portal digital de libre acceso, donde se puede visualizar información como: áreas protegidas, masa forestal, el estado de vulnerabilidad ambiental, uso de suelos y datos cartográficos generales de todo el territorio de los valles en Santa Cruz.

Gracias a esto, el municipio de Saipina actualmente cuenta con mapas cartográficos; de referencia sobre asentamientos humanos, caminos, infraestructura adicional; de geografía física sobre tipos de suelos, elevación, pendiente, precipitación; de actividad antrópica sobre deforestación, beneficiarios de riego, ubicación de acopios de agroquímicos, uso de suelos, ganadería y cultivos; de ambiental, áreas protegidas, y vulnerabilidad ambiental. Salazar destacó que estos datos son útiles para la toma de decisiones, visualización del terreno, facilitación de la evaluación del impacto ambiental, social, económico y cultural, como también, la identificación, predicción, comprensión y solución de problemas en el territorio. Al mismo tiempo, se dio capacitaciones técnicas de nivel intermedio sobre uso, interpretación y actualización de la información geoespacial, y fue dirigida para los técnicos del gobierno municipal de Saipina y de ICO. Christian Salazar espera que estos recursos necesarios tengan un proceso de actualización regular, ya que recalcó que el espacio terrestre es cambiante, y los SIG son una herramienta de gestión como una medida para la adaptación y mitigación del cambio climático.

A lo largo del proyecto, se comprendió la importancia del conocimiento de la población sobre el territorio, la planificación y el protocolo para la recolección de datos. Christian Salazar promueve los SIG y asegura que los beneficios de la población son muchos, un ejemplo es la posibilidad de evitar la escasez o el exceso de productos en los cultivos, además del manejo sostenible de estos en relación al impacto ambiental. Para finalizar, invitó a estudiantes, trabajadores y ciudadanos a acercarse a esta tecnología central para la gestión del territorio: “Hoy en día es indispensable el uso de la tecnología, en este caso, el uso de la fotometría con drones fue esencial como método de identificación de tipo de cultivo. Cierto que es una técnica relativamente nueva, sin embargo, poco a poco está tomando fuerza demostrando que puede dar resultado de mejor o igual calidad que técnicas tradicionales ahorrando principalmente recursos y tiempo”

Accede al webinar