La trilogía producción – consumo – derroche de energía es una de las principales causas que provocan el cambio climático, que fomentan procesos extractivistas agresivos con la naturaleza, y fomentan las injusticias a las que están sometidas cientos de miles de empobrecidos, hermanas y hermanos nuestros.